El efecto Trump disparó el precio del barril Brent

Published 4 meses ago -


Tras conocerse las sanciones que el Gobierno de Estados Unidos aplicó a Irán, a través de la Oficina de Control de Activos Extranjeros, las tensiones a nivel mundial comenzaron a crecer y los mercados no podían quedar ajenos al hecho. Así lo informó el Departamento del Tesoro del país norteamericano, alegando una supuesta contribución a la proliferación de armas de destrucción masiva y por sus vínculos el grupo Hezbolá.

 

Escribe Nacho Lozano

El crudo Brent cotizó al alza en su apertura un 0,8%, subiendo a US$ 57.01 el barril, luego de haber registrado una leve caída del 0,48% en el mercado de futuros de Londres, la primera interrupción de alza desde que comenzó el 2017. La confianza generada por los recortes en la producción de los países de la Organización de Países Exportadores de Petróleo contribuyó a que la caída del precio no fuera más pronunciada. Mientras que el crudo WTI, avanzó 1,06% y opera en torno a los US$ 54 el barril 159 litros en el Nymex.

El crudo del mar del Norte, de referencia en Europa, finalizó la sesión en el International Exchange Futures con un incremento de 0,19 dólares frente a la última negociación, cuando acabó en 56,56 dólares.

La administración del recientemente asumido presidente de los Estados Unidos, advirtió tener en agenda nuevas medidas contra más de dos docenas de objetivos iraníes, después que el país persa anunciara nuevas pruebas de misiles balísticos. Se estima que las sanciones afectarán a trece particulares, ciudadanos de Irán, Emiratos Árabes Unidos, Kuwait y Líbano, y a doce empresas con sede en Irán, Líbano, China y Emiratos Árabes Unidos.

Los precios del petróleo se mueven en terreno positivo en los mercados internacionales por la incertidumbre que genera entre los inversores el resurgimiento de las tensiones entre los Estados Unidos e Irán. “Se trata de algo que podría ocurrir a corto plazo, por eso el alza”, aseguró Reuters Ric Spooner, analista de mercado de CMC Markets de Sydney.

Por su parte, Washington condenó la realización de una prueba de misiles balísticos en Irán, y alimentó la especulación del país del norte que endurecería su postura y restablecería las sanciones, incluyendo el comercio de petróleo, contra Teherán.

Con vistas al futuro, se espera que la suba de los valores del petróleo en Estados Unidos arrastre consigo un incremento en la exploración por parte de las compañías. Un posible aumento en la producción tendrá un fuerte impacto en todo el mercado dependiendo de los volúmenes que se obtengan.

Por otro lado, otro de los factores que indujeron al desarrollo de este panorama fue el comentario del ministro de Energía ruso, Alexander Novak, sobre una aceleración del recorte del crudo acordado por la Opep y otros países productores no alineados para equilibrar el mercado a mitad de año. “No estamos conversando con la Opep”.

Por su parte y  respecto al conflicto actual, el ministro del petróleo de Irán dijo que prevé que los precios del petróleo 2017 permanezcan en cerca de US$55 dólares por barril. Bijan Zanganeh afirmó que “los productores están cómodos con precios del petróleo en un rango de US$55 a US$60 por barril y agregó que si subían a US$70 podría afectar al equilibrio entre la oferta y la demanda, lo que podría llevar a un declive en los precios”.

No obstante, el National Australia Bank, pronosticó un panorama diferente: “Esperamos los precios del petróleo a un promedio de US$50, antes de llegar a los US$60 dólares a fines de 2017”.

El subibaja de los precios y la incertidumbre financiera de la era Tump

 La industria petrolera está atenta a una posible modificación del régimen fiscal en Estados Unidos, ya que cuenta con el potencial necesario para cambiar drásticamente los flujos de energía en todo el mundo. El llamado Impuesto de Ajuste Fronterizo, propuesto por los legisladores republicanos y apoyado esporádicamente por el presidente Donald Trump, cambiaría radicalmente el escenario actual modificando la manera en que serían gravadas las empresas, ya que se fijarían impuestos a las importaciones y eximiría del pago a las exportaciones en la economía más grande del mundo.

Si bien la postura de la administración norteamericana aún permanece confusa y sin demasiadas determinaciones finales al respecto, su potencial de transformar la economía de los flujos globales de petróleo es un tema que la industria petrolera ya analiza en profundidad. EE.UU. consume casi uno de cada cinco barriles de petróleo que se produce mundialmente y sigue dependiendo del crudo importado para satisfacer cerca de la mitad de esa demanda, incluso después de que el auge del shale aumentó su propia producción local.

En caso de efectivizarse el impuesto del 20%, el precio del petróleo importado subiría en la misma proporción. Por el Brent que ahora cotiza US$57 el barril, las refinerías pagarían US$ 68 más costos de flete. Como consecuencia, refinerías norteamericanas subirían el precio del crudo hasta que se acerque al valor con impuesto de los barriles importados, lo que representaría un buen panorama para los productores que verían engordados sus bolsillos, pero sin duda una mala noticia para los consumidores, ya que todo aumento se refleja en el producto y en sus derivados.

Con el tiempo, los precios del crudo norteamericano más altos impulsarían a las compañías petroleras a explorar más, lo que elevaría la producción estadounidense en línea con la política “Estados Unidos primero” de Trump. Eso podría obligar a Canadá, México, Arabia Saudí y a otros países que abastecen a Norteamérica, a buscar mercados alternativos y volver a poner en marcha la interminable guerra de precios de los últimos dos años, la misma que hizo derrumbar los precios históricos que se habían registrado hasta el 2014, en donde Opep y otros productores mundiales, compitieron en un escenario saturado por oferta.

Mientras tanto, Chevron, el segundo grupo petrolero más grande de Estados Unidos y que hoy opera en nuestro país en conjunto con YPF, cree que el impuesto fronterizo tendría efectos positivos como el aumento de la producción norteamericana, pero también “consecuencias indeseadas en términos del impacto en los consumidores, tipos de cambio y efectos colaterales en la economía global”, dijo John Watson, CEO de la petrolera la semana pasada.

Por su parte, American Petroleum Institute, el grupo de lobby más grande del sector petrolero estadounidense, no tiene una postura tomada al respecto y sin embargo, Jack Gerard, CEO de API, dejó en claro que este “es un tema que preocupa a la compañía”.

Por el lado de los disidentes, entre las compañías que se oponen al impuesto, se encuentra la firma Koch Industries, empresa que cuenta con grandes intereses petroleros respaldada por donantes republicanos de renombre como Charles y David Koch.

Desde Canadá, el mayor proveedor extranjero de crudo de EE.UU., Tim McMillan, director de la Asociación Canadiense de Productores de Petróleo, declaró que dicho impuesto “definitivamente está en nuestro radar”, mostrándose al tanto de la situación e incluso manifestándose disconforme. “Si la propuesta se aplica, redireccionaría la inversión hacia los productores norteamericanos, por lo que llegará menos a Canadá”, agregó.

Arabia Saudí eleva los precios del petróleo para EEUU, Europa y Asia

El mayor exportador de crudo del mundo tomó la decisión de aumentar sus valores de las ventas de marzo para dichos compradores, mientras los recortes de producción de la Opep y otros productores apuntalaron los precios del petróleo.

La estatal Oil Co, conocida como Saudi Aramco, declaró la suba de manera oficial del crudo Arab Light a Asia en US$0,30 por barril, según se informó desde la firma en un comunicado.

Los productores de Oriente Medio compiten con los países de América Latina, África del Norte y Rusia por los compradores en Asia, su mayor mercado. Los productores de la región del Golfo Pérsico venden principalmente bajo contratos a largo plazo.

El petróleo de referencia en Europa abrió 0,52% más que al cierre del viernes 3 de febrero cuando se reseñó el precio acumulado de toda la semana.

 

33 recommended
336 views
bookmark icon