Casi no variaron los subsidios

39


Los subsidios del Estado para sectores económicos se mantuvieron casi sin variantes en el primer cuatrimestre, con una reducción de apenas $ 99 millones , representando una caída de 0,16% respecto del mismo mes del año pasado, informó la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (ASAP).

Las transferencias alcanzaron a $ 59.489 millones, de las cuales $ 49.127 millones correspondieron a la atención de gastos corrientes y $ 10.362 millones para gastos de capital.

Los subsidios para gastos corrientes tuvieron una baja interanual del 7%, con una caída del 10% en el sector energético y una suba del 12% en Transporte, en tanto las transferencias para atención de gastos de capital subieron un 59%.

Los números del primer trimestre mostraron un leve aumento respecto del mismo período de 2016, pero la marcada caída de los subsidios corrientes en abril permitieron cerrar un cuatrimestre en baja para esta modalidad.

Al respecto, la ASAP destacó que en abril hubo una retracción de los subsidios corrientes del 28%, que en el caso de los destinados a la Energía fue del 42%.

En términos nominales, Energía devengó $ 25.951 millones, lo que significa $ 3010 millones menos que en el mismo período del año pasado.
Las asignaciones destinadas a Cammesa (tradicionalmente el mayor demandante) fueron $ 19.493 millones menos que un año atrás ($ 5000 millones contra $ 24.493 millones, un 80% menos).

Como contrapartida, se gastaron $ 13.776 millones en el denominado Plan Gas, el mismo que fue creado en 2013 para estimular la producción de ese recurso y dependía, en ese momento del Ministerio de Economía, pero ahora está bajo la órbita del Ministerio de Energía. Tiene como meta reducir las importaciones y achicar el déficit energético, que explica buena parte del desequilibrio en la balanza comercial.
También se destinaron $ 2700 millones a empresas privadas en el marco del Programa Formulación y Ejecución de Política de Hidrocarburos, $ 2000 millones a Enarsa, $ 881 millones a Yacimientos Carboníferos de Río Turbio y $ 841 millones al Fondo Fiduciario para Subsidios de Consumos Residenciales de GLP de Sectores de Bajos Recursos, que financia al Programa Hogares con Garrafa (Hogar).
Los subsidios al transporte totalizaron $ 21.052 millones, destacándose en este caso las asignaciones para el transporte automotor, con $ 12.454 millones, seguidas por las destinadas al transporte ferroviario, con $ 7346 millones, y por último, las del transporte aerocomercial, con $ 1025 millones.
Para el Fondo Fiduciario del Sistema de Infraestructura del Transporte, que tiene a su cargo las compensaciones a colectivos y micros de media y larga distancia, se destinaron $ 10.283 millones, con una suba interanual del 26%.
Las empresas públicas no vinculadas al transporte ni a la energía demandaron transferencias para sus gastos de funcionamiento por $ 1603 millones, un 58% menos que en el primer cuatrimestre de 2016, casi exclusivamente por la quita de subsidios para AySA por $ 2066 millones. Los $ 1603 millones prácticamente se concentran en tres empresas: Radio y Televisión Argentina ($ 771 millones, 6% más), Correo Argentino ($ 553 millones, 0,5% de suba) y Télam con $ 169 millones y una caída de 2%.

39 recommended
489 views
bookmark icon